lunes, 12 de febrero de 2018

El júbilo de la página en blanco

foto de tiresias


Para escribir un poema
te pido que camines por la pantalla del ordenador.
Entonces te quitas el calzado; a veces
te colocas tobilleras con campanas
para que te siga en el paseo.
Luego te haces más pequeña
que mi pulgar.
Entonces te tomo con dos dedos
te llevo a la pantalla
y caminas vertical como una araña; a veces danzas.
Tus pies
dejan un rescoldo azul
que se acumula sobre la superficie en blanco
y se convierte en signos cuneiformes.
En todos  tus paseos hay júbilos que trotan
y grillos que cabalgan
por todo el aire de la sala.
Luego terminas,
recobras tu tamaño
y me limito a seguir los trazos de tus pies


Tan sólo
traduzco el lenguaje de milenios
que dejas con tus huellas.
Coloco algunos verbos,
le quito profundidad a los adjetivos
y siempre, siempre en mis poemas
se podrán recorrer todos los mundos del instante, aquellos
que las plantas de tus pies depositan
al caminar despreocupada
mientras la luna arroja iguanas,
larvas
y buitres luminosos
sobre tu piel.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario