domingo, 13 de mayo de 2018

Te multiplicas por diez mil





Tu desnudez no es simple.

La luz,
el silencio,
las posibles miradas,
la presencia o ausencia de fantasmas,
la sombra de los árboles
con copas y sin fronda,
el vuelo de algún pájaro,
brindan matices a tu piel
y la transforman en vino
con más o menos cuerpo,
con colores y aromas;
con equilibrio y paz.

De este modo,
cuando te desplazas desnuda,
caminando casi de puntillas,
cada paso trae otra mujer,
y otra;
en un  sinnúmero de formas
de reflejar la luz.

Cuando te detenga para amarnos
encontraré multitudes de ti misma
que al escapar  de mis brazos,
se estrellarán contra mi pecho
para perderse
en los laberintos violetas de mi voz
cuando te nombra
a ti,
a las otras,
a esta solidez súbita
de la luz de la luna
capaz de reproducir tu piel,
tus matices,
ese silencio luminoso
que flota sobre ti como una nube
y que te multiplica
por diez mil.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario